archivo

Archivo de la etiqueta: participación

Habla Richard Sennett en su libro “El Artesano”  sobre la lección de la fuerza mínima, por la que la mano del cocinero experto debe tener tan en cuenta la presión que ejerce sobre el cuchillo como el momento para dejar de hacerlo.

El cuchillo y el resto de tecnologías tienen mucho que ver en nuestras cualidades actuales como seres humanos, convirtiéndose a la vez en herramienta y peligro potencial. Paradójicamente, para tener un control efectivo sobre las consecuencias de su uso y dejar de chirriar contra la corriente de lo que nos rodea, parece inevitable hacer un esfuerzo por soltar, por dejarnos llevar por su flujo para sentir y comprender en profundidad sus claves, y evitar convertirnos en la silla de la nave de Jodie Foster en la película “Contact”.

Wang Shu, Premio Prizker 2012, trabaja en esta línea, buscando dotar a sus obras de una frecuencia vital que las permita vibrar en armonía con su entorno. Y lo intenta con acciones que sentimos muy cerca en “interurbano“, como la utilización de materiales naturales, reutilizados o reciclados, o la introducción de las pistas que da la arquitectura vernácula para la convivencia pacífica con la naturaleza, o el uso de criterios bioclimáticos, o la participación de la ciudadanía en decisiones de proyecto, o en la elección del nombre de su estudio, “amateur”, que deja entrever la perspectiva del que sabe que siempre tendrá algo que aprender.

Otro ejemplo similar y cercano –ha sido uno de los jurados que han otorgado el premio a Wang Shu- es Alejandro Aravena y su estudio “elemental”, que también habla de soltar en obras como las viviendas de Quinta Monroy, permitiendo acceder a la definición del proyecto a la fuerza natural y caótica que somos los humanos que vivimos en ellas.

Incluso un estudio como el de los hermanos Aires Mateus, en el que prima un alto nivel de control sobre el proyecto por encima de cualquier criterio de sostenibilidad, explicaba el mes pasado en la escuela del ie en Segovia que se están empezando a soltar introduciendo poco a poco la variable imprevisible del paso del tiempo, del envejecimiento de los materiales naturales, de la omnipresente entropía. Un pequeño paso para el hombre…

Y fuera de la pequeña isla de la arquitectura… de soltar habla Gene Sharp, ese filósofo que desde su oficina ha sabido crear armas no violentas capaces de derribar colosos que no quieren soltar… de soltar habla el viento… de soltar habla la intuición, que tan bien retrata Punset en sus programas… de soltar me habla un amigo lelo y dilentante… de soltar hablan los sueños… de soltar no siempre habla la arquitectura moderna, tan obsesionada con el control hasta el último detalle de su engañoso menos es más… de soltar habla puntogordo… de soltar habla Zigmunt Bauman y las fronteras que se desparraman entre los dedos de la modernidad líquida… de soltar habla José Manuel Naredo, con su economía para todos… de soltar habla el mismísimo Ferrán Adriá cuando vuelca su conocimiento para revolucionar la cocina… de soltar habla Creative Commons… de soltar habla el nuevo mundo de Internet y las T.I.C… de soltar habla Gurdjieff y Naranjo, con su psicología de los eneatipos… de soltar habla la entropía… de soltar y de la imposibilidad de controlarlo todo cantó Aaron Thomas el viernes pasado en el Conde Duque… de soltar habla Matthieu Ricard, ese nexo tan curioso entre espiritualidad y ciencia, entre budismo y genética molecular, que nos demuestra en cada aparición que la felicidad se puede trabajar… soltando…

Posted by… Raúl Alonso Estébanez

Mejora de la calidad ambiental de una unidad de vivienda en La Bachillera (Sevilla)

Una vez más vamos a hablar de un  proyecto de nuestro estudio “Interurbano”, porqué estamos muy contentos de anunciar  que ganamos el concurso “El abrigo de tu hogar”, con la colaboración de Anne Vogt como asesora  técnica, José Ignacio Canela como mediador en la zona y Mauricio Arnillas, como gerente de la constructora Ecorígenes, encargada de llevar a cabo la obra.

El concurso ha sido convocado por ASA (Asociación Sostenibilidad y Arquitectura), con el objetivo de mejorar la calidad ambiental (climática, espacial, social…) de una vivienda existente en cualquier punto de España (elegida libremente por cada equipo participante), por medio de su rehabilitación sostenible, en línea con la filosofía de las “asacciones”, creadas como acciones puntuales que consigan con su ejecución una mayor concienciación y divulgación del paradigma de la sostenibilidad . El premio para la propuesta ganadora es de 24.000 euros, en concepto de presupuesto de ejecución material del proyecto.                                          

La primera cuestión importante fue la elección del caso a proponer. Optamos por una vivienda situada en el barrio de La Bachillera, en Sevilla, por la oportunidad que nos daba de desarrollar una operación “sostenible” en todas sus escalas. Hacía dos años que habíamos empezado a trabajar en la zona, con una propuesta de rehabilitación urbana a escala de barrio. El año pasado (2010), desarrollamos esta propuesta para el concurso SB10mad, que también tuvimos la suerte de ganar, en la que se incluían criterios bioclimáticos generales para la rehabilitación del conjunto de las viviendas del barrio, y con esta asacción hemos aprovechado para dar un paso más hacia la rehabilitación de una vivienda concreta.

La mayoría de las viviendas del barrio se encuentran en un estado degradado y presentan  problemas estructurales, constructivos y de mal comportamiento energético de su envolente.  La Bachillera es un barrio totalmente autoconstruido, lo que hace que tenga una tradicción participativa muy fuerte. Hemos querido potenciar estas dos características con el apoyo profesional adecuado, desarrollando parte de la obra por medio de talleres,  creando una oportunidad para exportar esta mejora a otras viviendas del barrio.

Tras el análisis realizado en el terreno, con la ayuda de Nacho como contacto en la zona, elegimos la casa de Mari y Luis. Mari y Luis tienen a su cargo tres de sus nietos, y de vez en cuando alguno de sus hijos (ambos tienen más de 60 años), y su casa tiene problemas de falta de espacio y privacidad, humedades, y falta de confort ambiental en general.

La reforma propuesta tiene como objetivo dotar a la casa de una habitación para el nieto mayor -actualmente duerme en un espacio interior sin ventanas- y maximizar la calidad espacial y ambiental con el menor esfuerzo, manteniendo la mayor parte de la edificación existente y reutilizando elementos como ventanas, persianas, telas y estructuras métalicas.

En la actualidad, la parte más importante de la casa es probablemente la terraza de la primera planta, el lugar preferido de Luis, donde cuida de sus plantas y pinta sus macetas del color de su Betis. Aunque está protegida por telas de invernadero, es un espacio muy caluroso y poco ventilado,  así que, como la primera medida para conseguir el confort térmico es fomentar las estrategias bioclimáticas pasivas, les propusimos cambiar esa terraza por  un patio en planta baja, sombreado, en contacto con la inercia del terreno y aprovechando la vegetación proporcionada por las plantas de Luis (patio andaluz tradicional), que funcione como un umbráculo, creando una bolsa de aire fresco que se pueda distribuir por toda la casa con la ayuda del tiro generado por las chimineas solares situadas en el techo, en las esquinas opuestas al patio.

Propietarios, constructor y arquitectos, nos hemos comprometido juntos para llevar a cabo la reforma propuesta y los talleres de autocontrucción donde participará parte de la familia y los vecinos. Ha sido una experiencia enriquecedora trabajar con todos ellos  y llegar a encontrar soluciones de proyecto que representen en cada caso un equilibrio entre las necesidades sociales, ambientales y espaciales de los habitantes.

En los próximos días publicaremos un blog dedicado en exclusiva a este proyecto donde iremos contando todo el proceso hasta su realización.

http://interurbano.org/

Posted by: Valentina Tanese


Español / English

01_ComplexityInterconnection

Decía Mies van der Rohe que el trabajo de un arquitecto debía tener en cuenta desde el más pequeño detalle constructivo hasta la más grande ciudad imaginable.

Si bien parece claro que el movimiento moderno se ha dejado por el camino cuestiones que el tiempo ha demostrado claves en la arquitectura, no es menos cierto que acertó de pleno en su visión compleja del asunto, dándose cuenta de la interconexión de las diferentes escalas, tema hoy de máxima actualidad, desde el ámbito de la física al de la sociología.

Mientras la teoría de cuerdas trata de relacionar la física de lo pequeño con la de escala intergaláctica, llegando a proponer la “teoría del todo”, los escritos de Wright Mills sugieren la imaginación sociológica como pegamento entre los ámbitos entre los que los individuos se hallan atrapados, sus órbitas privadas y la historia global de sus sociedades.

Tras varias Revoluciones Industriales y más de dos siglos de progreso tecnológico acelerado, nuestras ciudades y sociedades han crecido y cambiado mucho, siendo el concepto de complejidad el que probablemente mejor defina a ambas. Los métodos de educación, crecimiento y producción desarrollados en ese tiempo, generadores de comportamientos vitales concretos y de su traducción en desigualdades sociales, desequilibrios económicos y deterioro medioambiental, se muestran hoy obsoletos e incapaces ante tales consecuencias. Se hace entonces necesaria la creación de innovadoras estrategias de amplia perspectiva, transdisciplinariedad y transferibilidad.

De la unión de los conceptos  de complejidad y de interconexión nace la filosofía de este proyecto, en el que a partir de un problema concreto, la necesidad de eliminar la barrera que supone el paso del tren por el centro urbano de León, se crea la oportunidad de redefinir la ciudad actual y su planeamiento futuro hacia una dimensión sostenible de 400.000–500.000 habitantes.

Trasladar el recorrido del tren de una zona densamente poblada a una franja de parcelas sin uso, acortar 1km su recorrido, bajar el nivel de las vías lo suficiente para atravesarlas a nivel de calle, evitar cubrir la infraestructura y flanquear la excavación con sencillos taludes vegetales, supone una gran mejora económica, ambiental y social con respecto al enterramiento del plan propuesto en la actualidad (PRAT), en parte gracias al parque que nace en el corazón de la nueva ciudad, convirtiéndose en pulmón y espacio de encuentro, en colchón sonoro ante el paso del tren y en depuradora natural de las aguas residuales urbanas (fitodepuración).



Ese uso múltiple asignado a la vegetación sirve de inspiración para la propuesta de una ciudad compacta y densa, dentro de un gran espacio vegetal que le proporcione, por medio de cultivos naturales, de bajo impacto y con la ayuda de las nuevas tecnologías, las materias necesarias para satisfacer sus necesidades energéticas, alimentarias, de construcción y ocio, de la misma manera que el bosque de Ise, en Japón, se mantiene inalterable para proporcionar la madera requerida para la periódica reconstrucción de su templo sagrado. La influencia de la huella de biomasa generada -cultivos utilizados- deberá ser cuidadosamente gestionada para que no provoque un efecto rebote de aumento de huella ecológica.
Se sobrepasa entonces la escala arquitectónica y urbanística, proponiendo un sistema  socioeconómico equilibrado con el medioambientelocal en cuanto a la producción y uso de productos físicos, global en cuanto a la generación y exportación de conocimiento inmaterial , y socialmente  participativo en cuanto a la necesaria implicación ciudadana para su implementación.


La solución propuesta por los Organismos representados en la Sociedad “León Alta Velocidad” -Ayuntamientos de León y San Andrés del Rabanedo, ADIF y Junta de Castilla y León- en el Plan Regional de Ámbito Territorial realizado para tal efecto, pasa por realizar un enterramiento tradicional de cerca de 3 km de vía, con un coste económico y medioambiental incomparablemente mayor al propuesto aquí –la rápida comparación entre la simple excavación de una zanja sin muros para el paso del tren en una zona de terrenos libres de construcción, con la fabricación y cubrición de un túnel tradicional de hormigón en una zona densamente urbanizada, dejan pocas dudas sobre sus diferentes impactos, por mucho que sea necesaria la expropiación de esos terrenos-.

Merecen capítulo a parte a desarrollar más adelante, las explicaciones sobre cada uno de los temas tenidos en cuenta y los problemas encontrados a la hora de presentar este proyecto ante las instituciones mencionadas y la prensa.

Las imágenes forman parte del resumen  realizado para los  “Holcim Awards”.

Posted by: Raúl Alonso Estébanez

English version

Wright Mills said that the individuals are trapped and interconnected  between their private orbits and the global history of their societies. Almost a century before, Max Weber and Emile Durkheim considered the degree of influence of the individual on his society and vice versa.

Since those days, our cities and societies have grown and changed a lot, and the concept of complexity is probably what best defines both of them. The methods of the first industrialization, incapable of sorting out endemic and unexpected new problems, are now obsolete. Therefore it becomes necessary to create innovative strategies of broader perspective, transdisciplinarity and transferability.

From the union of the concepts of complexity and interconnection was born the philosophy of this project, in which from a specific problem, – the necessity of eliminating the barrier that is the passing of the train trough the city centre-, is created the opportunity of redefining the actual city and its future planning to a sustainable dimension of 400.000-500.000 inhabitants.

It goes above the architectural and urban scale to propose a socio economical system balanced with the environment. It has a local scale for the production and use of physical products, global scale for the generation and exportation of (immaterial) knowledge, and socially participative as in the necessity of citizens implication for its implementation.

Moving the train route from a densely populated area to an area of disused parcels (cutting the route by 1 km), lowering the level of the tracks sufficiently to cross them at street level, avoiding covering the infrastructure and lining the excavation with simple landscaping, would mean a significant economic, environmental and social improvement.

It is possible in part due to the park, which is born in the core of the new proposed neighbourhood with three principal functions: the traditional as a green lung and meeting place, the abatement of noise pollution caused by passing trains, and the natural treatment of urban sewage.

The multiple assigned uses of this landscaping serves as a seed in the proposition of a compact and dense city, surrounded by green zones which can provide – through organic cultivation aided by new technology- the necessary materials for energy supply, food, construction and leisure demands, just like the example of Ise Wood in Japan, that remains unalterable to provide the timber needed for the periodic reconstruction of its sacred Temple.

The entire project leaves clear the implicit reflection of vital behavior and educative systems, which is obsolete and creatively redundant, leaving also clear the interconnection and the transferability of double direction which can generate a one off event in a complex society.



Italiano/Español

Il movimento 15M ha iniziato a muoversi mesi fa all’interno della rete, attraverso i social-network, in questo spazio virtuale che permette a tutti gli individui di esprimere liberamente le proprie credenze ed opinioni. In questo stesso spazio  soprattutto i giovani hanno iniziato a confrontarsi sulla situazione che stanno vivendo ed a trovare la forza di esprimersi, coscienti di essere tanti e di avere problemi comuni.

Quando il movimento ha sentito la necessità di manifestarsi, ha scelto di farlo utilizzando il supporto fisico della città : gli spazi pubblici, le piazze.   Ovviamente in ogni città sono state scelte piazze emblematiche, cariche di significati simbolici, artistici, storici, politici.

Nel caso di Madrid la piazza scelta e’ stata la Puerta del Sol.

Da quando conosco questa piazza ho sempre pensato che abbia perso la forza che caratterizza un vero spazio pubblico per convertirsi nel centro commerciale e turistico della città:  un luogo di passaggio circondato da attrazioni di tipo per lo più commerciale, tanto che generalmente evito di passarci, cercando cammini alternativi.

Quando sono stata alla Puerta del Sol, in occasione delle manifestazioni, la settimana precedente alle elezioni, ho avuto una percezione totalmente distinta. Credo che sia stata la prima volta che ho sentito la forza dell’ ”umanità” in questa piazza ed ho percepito quello spazio come uno spazio “cittadino”, usato in una maniera totale e completa.  Non era per il semplice fatto che fosse piena, cosa che capita spesso, la differenza era che la gente presente fosse unita da una ragione  “comune” e questa volta non si trattava del consumo!

E’ evidente, guardando le immagini,  il bisogno di “ri- appropriarsi” di questi spazi, in cui e’ difficile identificarsi, dominati come sono dall’aggressività’ dei simboli pubblicitari.                                                                                                                   Sono poche le occasioni in cui una moltitudine di persone ‘sente’ all’unisono, ed in questi casi lo spazio pubblico ha un ruolo fondamentale.

22/05/11. Puerta del Sol, Madrid.                     Foto di José Maria Moreno Garcia

Lo spazio pubblico e’ protagonista di questa rivolta, in cui  la riappropriazione avviene proprio partendo dal rispetto e dalla civiltà e dalla ritrovata coscienza che quello spazio non è uno spazio di nessuno, bensì uno spazio di tutti.

Ogni società ha bisogno del proprio supporto spaziale,  però il supporto fisico in sé non è essenziale. Quello che gli da’ valore e’  l’ attività umana che si genera al suo interno.

Noi tecnici al servizio della società troppo spesso dimentichiamo che l’architettura, come disciplina, racchiude in sé tanti aspetti, da quelli tecnici e scientifici, a quelli creativi e sociali e che l‘obiettivo ultimo del nostro lavoro non dovrebbe essere la forma in sé,  bensì le necessità umane che si manifestano al suo interno. Per questo non dovremmo pensare a come saranno le nostre città senza chiederci chi sono i suoi abitanti e qual’ è la realtà in cui vivono.

In questo particolare momento, non possiamo fare altro che condividere e sostenere lo spirito che anima questo movimento e che lo ha portato a riappropriarsi pacificamente e civilmente delle piazze delle città e gioire davanti a questo cambiamento.

15 M: nueva vida para la Puerta del Sol                                                                  

El movimiento 15M empezó a moverse hace meses en la red, a través de los social-network, en este espacio virtual que permite a todos de expresar libremente sus creencias y opiniones.  En este mismo espacio los jóvenes, sobre todo, empezaron a enfrentarse a la situación que están viviendo y encontraron la fuerza de expresarse, conscientes de ser muchos y de tener problemas comunes. 

Cuando el movimiento tuvo la necesidad de manifestarse, decidió hacerlo utilizando el soporte físico de la ciudad: los espacios públicos, las plazas.               En cada ciudad el movimiento eligió plazas emblemáticas con valores simbólicos, artísticos, históricos y políticos.

En el caso de Madrid la plaza elegida ha sido la Puerta del Sol.  

Desde cuando conozco esta plaza siempre he pensado que ha perdido la fuerza que caracteriza un verdadero espacio público, para convertirse en el centro comercial y turístico de la ciudad. Un lugar de paso rodeado sobretodo por atracciones de tipo comercial.

Cuando he ido a la Puerta del Sol, para las manifestaciones de la semana anterior a las elecciones, he tenido una percepción totalmente distinta. Creo que ha sido la primera vez que he notado la fuerza de la “humanidad” en esta plaza y he percibido aquel espacio como un espacio “ciudadano”, utilizado de una manera total y completa. No fue por el simple hecho qué estuviera llena (cosa bastante normal para esta plaza), la novedad era que en aquel momento la gente fuera unida por una razón “común” ¡ y por una vez no era el consumo! 

Es evidente en las imágenes, la necesidad de re-apropiación de estos espacios, tan dominados por la agresividad de los anuncios publicitarios.

El espacio público es protagonista en esta revuelta, y la re-apropiación ocurre justo empezando por el  respeto y el civismo y por la  renovada conciencia de que este espacio no es de nadie, sino de todos.

Cada sociedad necesita su propio soporte espacial pero las caracteristicas fisicas de este soporte no son lo principal. Lo que le da valor es la actividad humana que se desarrolla en él.

Nosotros técnicos al servicio de la sociedad a menudo olvidamos que la arquitectura, como disciplina, encierra en si muchos aspectos, desde los más técnicos y científicos, hasta los màs creativos y sociales y que el objetivo último de nuestro trabajo no deberia ser la forma en si misma, si no las necesidades humanas que se manifiestan en ella.  Por todo esto no deberíamos pensar en como serán nuestras ciudades sin preguntarnos quienes son sus habitantes y cuál es la realidad en la que viven. 

En este momento tan especial, no podemos hacer más que compartir el espíritu que anima este movimiento y que lo ha llevado a apropiarse pacíficamente y civilmente de las plazas de las ciudades y alegrarse delante de este cambio. 

[Foto destacada de Marcela Fonseca.   Imágenes respectivamente extraídas de: http://www.copepodo.wordpress.com, www-org.cadenaser.com, http://www.flickr.com/photos/josemariamorenogarcia/5749143956/in/set-72157626658299841]

Posted by: Valentina Tanese

Hace dos noches me encontré con la sorpresa de una asamblea de unas 50 ó 60 personas en una plaza cercana a mi casa.

Lo que vi en la plaza me hizo recordar algo que he oído en estos días sobre cómo desmantelar la iniciativa aparecida en Sol sin que se convierta en un nuevo movimiento soufflé.

Se habla de lucha pacífica contra “el sistema”, contra los banqueros, contra los políticos corruptos … Olvidar que tanto los inventores de ese sistema como sus dueños actuales son personas como nosotros, y que no pocos haríamos lo mismo en su situación, puede ser un error grave. Personalmente no creo que se trate de una lucha, sino de un proceso de comprensión. Es absurdo luchar contra uno mismo. Zygmunt Bauman en el acto de entrega de los últimos Premios Príncipe de Asturias, inspirado en el Quijote, recordó que “la única cosa que nos queda frente a esa ineludible derrota que se llama vida es intentar comprenderla”. Si eso es cierto, lo coherente sería comprobar -no forzar- si ese movimiento es capaz de sobrevivir con la misma naturalidad con que ha nacido y crecido, y aprender de paso algo sobre nosotros mismos, como individuos y como grupo.

Las leyes de la termodinámica nos dicen que una máquina de movimiento perpetuo no sobrevivirá sin aporte energético alguno, pero sí es cierto que las que más se acercan, las que mejor sobreviven adaptándose entrópicamente a los procesos vitales que no acabamos de entender, son capaces de funcionar mucho tiempo con muy poco.

La situación actual del movimiento 15M podría ajustarse como un guante a este escenario. Si pretende sobrevivir, debe ser capaz de adaptarse y renovarse minimizando la necesidad de aportes manipuladores externos, prolongándose en el tiempo para permitir reflexionar con profundidad y llegar a conclusiones libres de ímpetus pasajeros y decisiones precipitadas, pudiendo llegar a interiorizarse como una nueva costumbre de diálogo, generadora de propuestas verdaderamente públicas y legítimas. Posteriormente se presentarían ante los poderes públicos -reflejo de nosotros mismos-, con una carga social tan abrumadora que haría muy difícil poder pasarlas por alto.

Alguien puede decir que de ideales no se vive, que es  necesario realizar propuestas concretas y realizables. Pues aquí hay una, que no parece tan utópica si la comparamos con otra costumbre social creadora de opiniones y actitudes, con un poso evolucionado con calma durante mucho tiempo y en muchos lugares: ir al templo cada semana. Eliminando de la ecuación su vertiente proselitista, religiosa y normativa, su supervivencia y capacidad de expansión están fuera de toda duda, y las similitudes no serían pocas –es una costumbre que se crea en un momento dado, asumida como normal y basada en una voluntariedad, fundamentada a su vez en unas creencias-.

Imaginemos entonces que cada viernes por la tarde, -o el sábado, o el domingo, o uno de cada mes…-, momento en que seguimos activos a la vez que relajados, se convierte en costumbre, por repetición durante cierto tiempo, sentarse en la plaza más cercana para hablar o escuchar sobre las cuestiones que nos gustaría cambiar o mantener.

Supongamos también que desde otro Ágora, en este caso virtual -esta es una de las posibilidades que nos ha dado el 15M-, libre de sospecha de manipulaciones, se aporta ese mínimo de energía periódica en forma de voluntarios apuntados para iniciar las asambleas en cada plaza –nada pasa si nada pasa, según Jahn Gehl-, responsabilizándose de ir y levantar acta de lo que en ellas se diga y de volcar la información al sitio virtual común, que deberá ser el encargado de ordenar la información –sí, esta pequeña burocracia es difícil de evitar, pero si puede la Wikipedia, por qué no la Plazipedia- y encontrar las proposiciones más representativas que serán planteadas a los poderes públicos.

Quién sabe si funcionaría, pero supongo que se trata de eso, de probar, de pensar haciendo, como dice Richard Sennett, y las condiciones de hoy son perfectas para hacerlo. Sería una encuesta amplia y profunda, y la vida volvería a calles y plazas, hoy espacios de paso,  condición indispensable en un futuro inevitablemente urbano si como especie pretendemos, como dice Georgescu-Roegen, tener una vida larga y serena y no corta y luminosa.

Posted by: Raúl Alonso Estébanez

El objetivo de este taller fue establecer una mejor comprensión del espacio público construido por parte de profesionales de distintas disciplinas ligadas al urbanismo y la seguridad ciudadana.

Entre los participantes estuvieron sociólogos, policías, trabajadores sociales, estudiantes de arquitectura, criminólogos, psicólogos sociales y pedagogos.

Os dejamos aquí todo el contenido por si os sirve de instrumento en otros trabajos similares. Si queréis participar, vuestras aportaciones serán bienvenidas!

INTRODUCCIÓN

La violencia y la delincuencia afectan a la convivencia y a la calidad de vida.

La seguridad es un estado de ánimo y la percepción de seguridad – también llamada seguridad subjetiva – es un aspecto muy importante a la hora de valorar el espacio publico.

Existe ya un consenso general a cerca de que ciertos tipos de delitos y la percepción de inseguridad pueden ser reducidos – elevando la calidad de vida de la comunidad – si el espacio urbano está pensado y diseñado adecuadamente.

Para lograr el éxito y la sostenibilidad de las acciones emprendidas para alcanzar la seguridad ciudadana, éstas deben formar parte de una estrategia de prevención ambiciosa que aborde todos los problemas relacionados con la seguridad del lugar, ya que la delincuencia es un fenómeno complejo y de múltiples orígenes.

Entre los arquitectos, muchos desconocemos el amplio abanico de teorías y herramientas de diseño que tienen en cuenta las cuestiones de seguridad -como el método CPTED– y consecuentemente no las consideramos a la hora de proyectar.

En el blog del profesor José Fariña aparecen artículos muy interesantes y recomendables sobre este tema. Aquí os dejamos el enlace.

El acercamiento entre las problemáticas de la arquitectura y las demás especialidades y la participación integrada de los ciudadanos en los procesos, son muy importantes para que seamos capaces de plasmar en la forma las necesidades reales de un lugar.

ESTRUCTURA DE TRABAJO

Para la comprensión de las debilidades y potencialidades de un espacio público concreto, se ha propuesto involucrar  a los participantes en la elaboración de una diagnosis y una agenda de mejoras.

Para que pudiera ser algo factible en el tiempo disponible se propuso trabajar sobre 7 puntos principales como referencias del análisis:

  1. Identidad
  2. Imagen
  3. Accesibilidad
  4. Visibilidad
  5. Vigilancia natural
  6. Limpieza y mantenimiento
  7. Confort ambiental

*Es importante subrayar que la definición de esos puntos tiene en cuenta múltiples teorías y herramientas sobre diseño y seguridad, y no se pretende aplicar una de ellas estrictamente.

Una vez comprendidos esos aspectos, los participantes se dividieron en tres grupos temáticos, cada uno de ellos relacionados con los pilares de la ciudad sostenible:

Confort Ambiental

Vitalidad Urbana

Imagen e Identidad

Una vez definidos los grupos, cada integrante ha recibido una nueva identidad con el objetivo de percibir la plaza sobre la que se ha trabajado poniéndose en la piel de otro ciudadano, desde la perspectiva de que una adecuada educación debe incluir una componente lúdica, y en este caso, empática.

CASO DE ESTUDIO:

La plaza de Agustín Lara, situada en el barrio de Embajadores (Lavapiés) en la zona centro de Madrid.

Aquí se puede descargar los resúmenes de datos sobre la plaza y su entorno.

RESULTADOS:

Cada grupo rellenó finalmente dos fichas síntesis con sus discusiones y análisis:

Los aspectos que se repitieron en dos o mas grupos fueron sintetizados en esta ficha:

El trabajo práctico se finalizó con una pequeña presentación de cada grupo y una puesta en común, sobre la que generar un simulacro de plan de acción, que permitiese ejemplificar algunas posibilidades concretas de mejora.

CONCLUSIÓN:

Como ya hemos dicho, la seguridad se ve afectada por innumerables factores. Finalizar este trabajo con un resumen de los factores que influyen en ella hubiera sido complicado, probablemente inútil y seguramente largo y aburrido. Por eso hemos pretendido que los asistentes puedan llevarse a sus casas un concepto concreto, presente en multitud de facetas de sus vidas diarias, que sea capaz de evocar fácilmente recuerdos relativos a lo aprendido.

Aunque los candidatos, obviamente, han sido muchos, nos ha parecido que el concepto de límite, evolucionado en frontera, cumple especialmente con los requisitos marcados para este caso. Relaciona lo concreto con lo general, lo local con lo global, lo arquitectónico con lo social, económico o político, lo físico con lo psicológico, y el presente con el futuro.

El breve final presentado, utilizando a Zygmunt Bauman como guía de lujo, realiza un viaje de conexión entre las fronteras físicas de la propia plaza, las fronteras psicológicas que a cada uno atenazan, las fronteras geopolíticas y, como resumen de todas ellas, las fronteras que salen al paso del camino que puede llevarnos hacia una sola y pacífica humanidad compuesta de multitud de culturas.

Como reflexión final, queremos decir que en la situación actual existe un alto riesgo de que los procesos participativos terminen en algún cajón, devorados por burocracias densas y poco transparentes, provocando la desconfianza de la gente que participa en esas iniciativas, y hacer con que se vaya perdiendo la fe en el poder de la participación.

Por esa razón, aunque sea por medio de un modesto ejercicio, este taller ha sido desarrollado con la pretensión de servir de instrumento válido de inspiración para otros proyectos, desde el convencimiento de que construir ciudades más seguras e igualitarias es una labor de todos.

Posted by: Paloma Siqueira

Português/Español

Esses dias estivemos em Berlim, e fiz um passeio pelo Südgelände Natur-Park. Foi uma visita inspiradora, que me levou a escrever várias paginas de reflexões no meu caderninho de viagem, e acho que algumas podem ser interessantes para compartir neste espaço.

O Südgelände fica na zona sul de Berlim, entre duas linhas férreas ativas, e ocupa uma típica área residual ferroviária que esteve abandonada por cerca de 40 anos.

Durante este tempo a natureza foi recuperando seu território entre velhos trilhos, construções e escombros.

Alguns cidadãos locais se deram conta deste espetáculo e empenharam-se em conseguir que aquela área fosse convertida em parque. E assim foi. Só que o resultado foi um parque onde nem a natureza nem os elementos culturais são tratados como monumentos. O que se vê é uma integração harmoniosa entre a modificação dos processos da sociedade moderna e a regeneração ecológica, num cenário dinâmico e atual. Uma intervenção arquitetônica delicada e despretensiosa, e ao mesmo tempo extremamente poética e efetiva. É uma oportunidade para  o urbanita ter contato com os processos culturais e ecológicos que definem a vida nas cidades.

Na minha opinião espaços desse tipo são uma verdadeira inspiração para tratar as paisagens urbanas.

Dentro do parque, através de caminhos suspensos do solo, que parecem dizer “chega! Aqui já não se pisa”, somos convertidos em espectadores da reconquista natural. Em outros pontos somos convidados a interagir, e surgem elementos de arte e espaços de exposição.

           

É um desses lugares que, depois de um dia andando entre museus e monumentos,  te levam a pensar sobre um monte de coisas: tem maior valor histórico um aqueduto ou catacumba romanos, que uma ferrovia moderna? O que é patrimônio a final? Será que valorizamos mais algumas épocas que outras? Quem conta mais a nossa história? Um palácio? Teatro? Igreja? Mas será que só dessas fontes podemos conhecer de verdade nossas culturas e história? E quais serão os monumentos que contarão a história desse tempo?

Eu particularmente acho que “ler” uma cidade somente através de seus edifícios equivale a se informar só através de telejornais. Ficamos com uma idéia incompleta do que nos rodeia e pouco nos instiga a pensar com profundidade sobre quem são as pessoas desse lugar e como vivem de verdade.

As infra-estruturas de uma cidade transmitem valores importantes, e podem dizer-nos muito sobre a sociedade que nela habita.

Aí volto ao lar em pensamento, e me pergunto sobre São Paulo: o que nos dizem aqueles rios e seu entorno? Ou os cabos elétricos  aéreos? Ou o sistema de esgoto? E as zonas residuais dos nossos sistemas de transporte? O que fazemos com elas? Que história estamos contando para as seguintes gerações? […]

Tampa sobre o rio Tamanduateí - Av. do Estado

Outra paisagem é possível?

Bom, mas isso já é quase outro post, e paro por aqui deixando a semente de uma idéia: nos últimos anos tenho tido um interesse quase obsessivo por um tipo de  “turismo antropológico” que vem sendo ao mesmo tempo motivo de entusiasmo e uma certa bronca sobre essa prática. A questão é que acho que podemos extrair muito mais daí! Esse parece ser uma espécie de “punto gordo” onde creio que um outro turismo poderia converter-se numa ferramenta incrível de empatia, solidariedade, e conhecimento mútuo entre os cidadãos da urbe contemporânea.

Paisajes [naturalmente] culturales

La semana pasada estuve en Berlín y fui a dar un paseo por el Südgelände Natur-Park. Fue una visita inspiradora, que me llevó a escribir varias paginas de reflexiones en mi cuadernillo de viajes, de las cuales algunas me parecen interesantes para compartir en este espacio.

El Südgelände está en la zona sur de Berlín, entre dos líneas férreas activas, ocupando una típica área residual ferroviaria que estuvo abandonada cerca de 40 años.

Durante este período la naturaleza ha ido recuperando su territorio entre  los carriles, construcciones y escombros.                                                                         Algunos vecinos se dieron cuenta del espectáculo y se empeñaron en conseguir que la zona se convirtiese en parque. Y eso fue lo que pasó. Sin embargo el resultado es un parque donde ni la naturaleza ni los elementos culturales presentes están tratados como monumentos. Lo que se ve es una integración armónica entre el cambio en los procesos de la sociedad moderna y la regeneración ecológica, en un escenario dinámico y actual. Una intervención arquitectónica delicada y sin pretensiones, a la vez que poética y efectiva. Se trata de una oportunidad para que el urbanita tenga contacto con los procesos culturales y ecológicos que definen la vida en las ciudades.

En mi opinión, espacios de este tipo son una verdadera inspiración a la hora de tratar los paisajes urbanos.

Dentro del parque, por caminos suspendidos sobre el suelo que parecen decirnos “¡que aquí ya no se pise!”  nos convertimos en espectadores de la reconquista natural. En otros puntos somos invitados a interactuar y surgen elementos de arte y exposiciones.

Se trata de uno de esos lugares en los que después de un día caminando entre museos y monumentos te llevan a reflexionar sobre un montón de cosas: ¿tiene más valor histórico un acueducto o catacumba romanos que un ferrocarril moderno? ¿Qué es el patrimonio, en definitiva? ¿Será que algunas épocas tienen más valor que otras? ¿Qué es lo que cuenta mejor nuestra historia? ¿Un teatro? ¿Una iglesia? ¿Será que sólo a partir de ellos podemos conocer de verdad nuestras culturas  e historia? ¿Cuales serán los monumentos que contarán la historia de este tiempo?

Personalmente creo que “leer” una ciudad solamente por medio de sus edificios es lo mismo que informarse sólo por medio de telediarios. Nos quedamos con una idea incompleta de lo que nos rodea y nos forzamos muy poco a pensar con profundidad sobre quienes son las personas del lugar y como viven de verdad.

Las infraestructuras de una ciudad nos transmiten sus valores y peden decirnos mucho de su sociedad.

En este punto vuelvo a casa pensando y me pregunto sobre São Paulo: ¿qué es lo que nos dicen aquellos ríos y sus entornos? ¿Y sus cables aéreos? ¿Y su sistema de alcantarillado? ¿Y las zonas residuales de su sistema de transporte? ¿Qué es lo que hacemos con ellos? […]

Pero bueno, eso ya da para otro post, así que lo dejo aquí con la semilla de una idea: en los últimos años vengo teniendo un interés casi obsesivo por una especie de “turismo antropológico” que es a la vez motivo de entusiasmo y de cierto cabreo, porque creo que se puede sacar mucho mas de ello. Creo que se trata de una especie de “punto gordo” donde otro turismo podría convertirse en una valiosa herramienta de empatía, solidaridad y conocimiento mutuo entre los ciudadanos de la urbe contemporánea.

Posted by: Paloma Siqueira

A %d blogueros les gusta esto: