archivo

Ciudad Sostenible

Un arquitecto en una favela

Un arquitecto en una favela

Hace más de un año que ganamos el Renova SP en el área de Cordeiro I, y hace más de medio que llegué a São Paulo por primera vez, tiempo suficiente para un primer análisis de cómo hemos evolucionado.

Desde el principio entendimos que un proyecto como este necesitaba ser planteado minuciosamente, casa por casa, como una guerra de guerrillas, y para eso necesitábamos estar en el área, algo difícil desde Madrid. La solución llegó de la mano Ronaldo Auletta, y su reportaje fotográfico del barrio, que nos permitió darnos un paseo por Vilaclara a 10.000 km de distancia. Con esas herramientas comenzamos a trabajar, y con ellas ganamos el concurso, pero con la evolución del proyecto, las visitas analógicas del área y el intercambio de información con otros colegas que trabajan en otras zonas, la perspectiva ha ido cambiando algunos puntosgordos, y manteniendo otros, abriendo nuevos caminos y nuevas dudas.

De los que siguen, podría hablar de los relacionados con el agua –la que llega y la que se va- muy relacionada con la difícil orografía, que nos empuja a proponer la nueva estructura urbana con pendientes aptas para peatones y bicicletas, o los relacionados con el del reconocimiento de lo existente, -recursos, cultura, etc.-.
De los que cambian… el caso de la estructura urbana es paradigmático. En mi idea de ciudad humana, acogedora, y al fin y al cabo, sostenible, había, creyendo lo contrario, una buena carga de etnocentrismo, dando por hecho que cuestiones como la anchura mínima admisible de una calle para que tenga luz y ventilación suficientes, o para que el peatón y la bici puedan convivir eran puntosgordos troncales en los que no importaba demasiado la cultura del lugar.

Siempre me pareció claro que sin esas condiciones de partida, una ciudad, en general, no podría sobrevivir como modelo de sostenibilidad. Pero con una actuación de ese tipo en un espacio físico como el de una favela, en el que las calles –vielas- a duras penas llegan a metro y medio de anchura, ese espacio dejaría de ser lo que es, para ser otra cosa, no sé si mejor o peor, pero otra cosa, y eso se debe valorar.

Una favela es algo tan extremo que resulta también extremadamente interesante caminar por ella, entender cómo funciona una ciudad sin reglas escritas, que cambia cada día, como un organismo urbano vivo. Encontrar el equilibrio entre unas reglas que se antojan necesarias para poner cierto orden al caos, sin eliminar la cierta vida que ese caos tiene sería una buena solución, acaso la de la cuadratura del círculo…

Pero esa es sólo una de las perspectivas desde la que mirar la cuestión. Desde una mirada a mayor escala, las favelas de las 22 zonas del Renova SP forman parte de un ecosistema unitario, y se deben tomar en consideración las cuestiones que se consideren necesarias para ella como conjunto. De nuevo, la cuadratura del círculo de la sostenibilidad urbana resulta de conseguir unificar esas escalas, de servir de nexo entre el individuo y la sociedad a la que pertenece (para eso dice Wright Mills que sirve la imaginación sociológica, nosotros ponemos también la arquitectura su servicio).

Ilustremos el problema con un ejemplo. La ciudad de São Paulo tiene, a mi modo de ver, un déficit importante de zonas verdes urbanas de calidad. Teniendo en cuenta que por su estructura menos consolidada, las favelas son lugares en que se puede conseguir ese espacio con un esfuerzo menos titánico que otros, ¿sería asumible eliminar completamente, o en un porcentaje alto, alguna de ellas para conseguir esos espacios para el resto de la ciudad, o por el contrario, debe primar un esfuerzo por mantener las condiciones culturales de vida de sus habitantes, introduciendo esas regularizaciones de las que hablaba antes?… yo a estas alturas no lo sé, y echo de menos una coordinación mayor a ese nivel por parte de la Prefeitura entre las 22 zonas después del fallo del concurso. No queda otra que tomar una decisión basada en la mayor cantidad y calidad de datos, por no hablar de la intuición, y que la experiencia se sume a otras para comprender mejor como atacar la cuestión en el futuro.

Nosotros hemos optado por la segunda, y para llevarla a cabo, la opinión de los vecinos desde el inicio del proyecto es fundamental. El proceso de participación ciudadana que llevamos tiempo demandando de la Prefeitura se ha retrasado tanto que finalmente hemos hecho nosotros nuestra propia propuesta, Renovando Vilaclara, que por ahora no ha conseguido ponerse en marcha. El mes pasado, después de tanta espara, comenzó el exiguo programa de participación de la Prefeitura con el primer contacto entre ella y los vecinos de la favela Tanquinho, una de las 6 que se encuentran en nuestro área, a la que pudimos asistir como público bajo la promesa de no participar, y este sábado, día 8, tenemos la segunda, en la que ya podremos dialogar con los moradores como estudio redactor del proyecto. Para que el proceso fuera completo, la opinión del resto de la ciudad sería muy conveniente, pero eso por ahora es mucho pedir.

Raúl Alonso Estébanez.

Anuncios

Si en algo nos caracterizamos los humanos es en nuestra pésima capacidad para predecir el futuro… que se lo digan a la crisis. Pero, dicho eso, no todo es indefinición.

La UNEP produjo en 2007 el informe GEO4, siguiendo el camino iniciado por Our common future. Es este un documento muy útil para imaginar los giros de nuestro camino como especie, permitiendo comparar cuatro escenarios futuros razonablemente posibles y su evolución hasta 2050.

Cada uno de ellos fue nombrado en función de sus prioridades, ya tuvieran en cuenta “los mercados primero”, “las políticas primero”, “la seguridad primero”, o “la sostenibilidad primero”, poniendo conciencia en las posibles consecuencias de nuestras elecciones presentes en cuanto a modelo de vida, convirtiéndose en un primer paso para separar la paja del grano en un asunto tan complejo.

Las conclusiones sobre el escenario en que prima la seguridad -entendida aquí como acumulación de policía y muros- me resultaron especialmente sorprendentes, porque hasta encontrarme con este documento no había reparado en la importancia de sus implicaciones en la economía, la ecología o la política. Esa preocupación se ha convertido hoy en una de nuestras principales actividades dentro de INTERURBANO, desde una perspectiva social y participativa, no de restricción y palo.

En un mundo empequeñecido, en el que la conciencia sobre la falta de recursos crece exponencialmente, el planteamiento de las estrategias futuras de supervivencia se puede dividir en dos troncos principales, la competición darwinista o la colaboración de la manada global. La vida animal lleva milenios sobreviviendo con el primero, por lo que no seré yo quien lo deje al margen como posibilidad vencedora, sin olvidar que la segunda opción no es menos fuerte.

En este sentido, incluso aceptando la muy dudosa premisa de que somos el “culmen de la creación”, y que por tanto, tenemos “derecho a hacer y deshacer”, debemos rendirnos a la evidencia de que ese privilegio acarrea irremisiblemente importantes deberes, como el de desarrollar la capacidad de gestión equilibrada de eso que supuestamente tenemos derecho a manipular.

Hemos sido capaces de “dominar” el mundo trabajando en grupo, gracias a nuestro sofisticado grado de organización, entendiendo que hoy para sobrevivir es mejor estrategia dialogar que matar. Esta sociable evolución –somos la generación más pacífica de la historia, aunque parezca lo contrario- ha sido relativamente sencilla mientras los recursos han sido considerados infinitos, pero ese sueño terminó y hoy es necesario elegir, o todo para mí, o lo comparto con mi hermano.

Está por demostrar cual de las dos opciones nos da más probabilidades de sobrevivir, pero ha llegado el momento de madurar como especie y no sólo decidir en función de la supervivencia, sino de la vivencia. Con la primera opción los logros sociales que han hecho posible el florecimiento de la cultura, las artes, la empatía… – esas cosas que nos hacen humanos-, se irán al retrete –atendiendo a los datos del informe-, siendo más fáciles de mantener con la segunda opción.

Los escenarios en los que prima el instinto individual de supervivencia, como el de la seguridad -principalmente- y el de la economía, se llevan la peor nota en emisiones, gasto de energía y desigualdad.

En cambio, en los dos escenarios en los que prima la organización social como motor, es decir, las políticas primero, y la sostenibilidad primero, los niveles de emisiones, gasto de energía y desigualdad –índice Gini- disminuyen, principalmente en el segundo, manteniendo aceptables niveles de capacidad económica.

Sólo son predicciones, pero una vez analizadas resultan razonables sus conclusiones. El colapso económico que estamos viviendo ha sido… es, una excusa inmejorable para sentarse y reflexionar profundamente sobre el futuro, evitando tomar decisiones cortoplacistas y politizadas para crear pan para hoy y hambre para mañana.

Toca ahora toca dar el primer paso de gigante, elegir el incierto camino que nos guíe en el futuro, y todos y cada uno tenemos mucho que decir.

Posted by: Raúl Alonso Estébanez

la participación ciudadana: herramienta clave de la sostenibilidad

El pasado 29 de febrero participé, dentro del foro ESCV, en una mesa redonda cuyo tema fue: “La participación como herramienta clave de sostenibilidad”. La asociación ASA (Asociación Arquitectura y Sostenibilidad)nos invitó a presentar todo el desarrollo del proyecto que se está llevando a cabo en el barrio de la Bachillera (Sevilla), empezando por el proyecto de regeneración urbana sostenible que recibió el primer premio del concurso SB10mad, hasta llegar a la propuesta de rehabilitación bioclimática de una vivienda del barrio, que ganó el premio de las Asaciones 2011, consistente en la realización de la obra.
Pensé mucho sobre la manera de presentar el proyecto en esta ocasión, y al final decidí contarlo como una historia desde el punto de vista social, o podría decir “humano”, ya que empecé contando mi historia personal. Es la historia de un trabajo de investigación que arranca en 2009 sobre la regeneración urbana del barrio de la Bachillera (mi trabajo de fin de máster) que se ha convertido en algo concreto: la reforma de una casa del barrio que se llevará a cabo este año y que mejorará la calidad de vida de la familia que vive en ella. Más bien, se trata de una historia de “relaciones”.

Aquí tenéis el enlace alBlog de La Bachillera donde podéis ver la ponencia completa.

Todo ha sido posible gracias a la voluntad de un equipo que quiere hacer las cosas con implicación y  con cuidado… cuidado en el sentido de conocimiento. Acercarse a las cosas para conocerlas y entenderlas, actuando de una forma no ruidosa, discreta, creando relaciones y fabricando procesos más que proyectos puntuales.

Un proceso puede tener vida propia incluso después de una acción puntual y sirve para poner en marcha un sistema de relaciones mutuas. Este sistema de relaciones nos ayuda a gestionar y mediar entre los varios actores de toda esta historia (los vecinos, el constructor, la familia, el promotor, etc…), nos lleva a encontrar soluciones que representen un equilibrio entre las necesidades, a generar un proyecto basado en el intercambio y la colaboración.

Actuar de esta manera estimula una abertura hacía la interrelación, y la interrelación es la base de cualquier proceso de participación.

Fue un placer debatir estos temas en esta mesa, moderada por Fernando de Retes, con Marian Simón e Isabela Velázquez.
La intervención de Marian se titulaba “Biodiversidad y Ciudades resilientes: conectando escalas y actores sociales”, e Isabela Velázquez nos habló de la necesidad de introducir conceptos y herramientas que permitan incorporar las necesidades y demandas de todos los sectores de la sociedad, especialmente de la ciudadanía, en el replanteamiento desde la sostenibilidad de un urbanismo sesgado hacia la creación de negocio. Todo ello apoyado con la presentación de ejemplos y experiencias recientes que pueden jugar un papel importante como referentes de este nuevo modo de hacer.

Esperamos poder contar con sus propias aportaciones en los próximos posts.

 Posted by: Valentina Tanese

Como os comentamos en uno de los anteriores post, después de haber ganado el premio  del concurso “el abrigo de tu hogar”, que nos permitirá llevar a cabo la rehabilitación de una vivienda en el barrio de La Bachillera, en Sevilla, queremos dedicar un blog en exclusiva al desarrollo de este proyecto.

En esta página iremos contando, como en un diario, todo el proceso que nos ha llevado hasta aquí  y que nos llevará hasta la reforma de la casa de Mari y Luis.

Os dejamos el link del  blog La Bachillera … y esto es solo el comienzo!!

Hace más o menos dos meses que estoy en São Paulo estructurando la “pata paulista” del estudio Interurbano.

Hoy participé en la jornada São Paulo Calling, en el barrio São Francisco, en la zona este de la ciudad, y según el Google, a 27,2km del marco cero de São Paulo.

No he sido capaz de esperar hasta mañana para preparar un post bien escrito y compartir la experiencia de la caminada que hicimos liderados por el arquitecto italiano Francesco Careri. Durante casi 2 horas, vecinos, lideres comunitarios, arquitectos y miembros de la SEHAB (concejalía de vivienda), caminamos por la zona hasta llegar a un terreno donde los vecinos piden que se construya un hospital.

A partir de este deseo Francesco y un equipo de jóvenes artistas y arquitectos del proyecto Metropoliz propusieron la fabricación de una medicina simbólica, hecha de hierbas medicinales encontradas en la zona para ser ofrecida a todos en un ritual de llegada al lugar deseado. Ellos mismos y los vecinos han cosechado las hierbas y preparado la bebida.

No me extenderé en la descripción de mis impresiones del recorrido, me limitaré a colgar aquí un párrafo del texto de Esther Prada sacado del blog de José Fariña, y las fotos del paseo. Ahora la cabeza y el cuerpo necesitan descansar del largo y bonito domingo.

…”Los lugares y sus paisajes están cargados de señales y signos, también de símbolos, una escritura colectiva, la vida, el trabajo y la experiencia de una comunidad acumulados en el tiempo sobre el espacio, la propiedad de la tierra, la organización de lo comunal, lo público y lo privado, que se decantan a modo de  imagen hoy progresivamente debilitada y que interacciona con el soporte ecológico descifrable a partir de su tejido, su urdimbre de redes y límites, una mixtura entre naturaleza y cultura expresada en el espacio exterior como construcciones materiales y en nuestro espacio más íntimo, el interior, como pensamiento reflejado en el lenguaje, el léxico, la toponimia. El léxico implica una taxonomía de los objetos vividos, hay un principio de clasificación en el mero acto de nombrar, una cartografía mental que muestra la huella de esas prácticas.” (…)

* Francesco Careri. Walkscapes, el andar como práctica estética. Ed. Gustavo Gilli. Barcelona. 2002.

Posted by: Paloma Siqueira

Aunque algunas veces lo hagamos, no es este un blog pensado para hablar concretamente de los proyectos de interurbano, sino más bien de lo que les rodea, pero hoy es un día especial, porque dentro del concurso Renova SP, acabamos de ganar, con la colaboración de Carolina Haguiara, Paula Bierrenbach, Tatiana Reis y Ronaldo Auletta, el encargo de rehabilitar un barrio de favelas en la zona de Cordeiro, en Sao Paulo, Brasil, y eso merece mención aparte.

TODO COMENZÓ EN EL AGUA

Así  podría comenzar una historia sobre la aparición de la vida en la Tierra -tal y como hoy la conocemos-, y así comienza este proyecto, que no pretende otra cosa que revitalizar, dar vida, a una zona deprimida en todos sus sentidos.

Si hoy el agua es un recurso a cuidar con esmero, más lo es en barrios como este, sin ningún tipo de instalación de abastecimiento o de saneamiento. El agua es sinónimo de vida, pero en malas condiciones, lo es de muerte y enfermedad, por eso no tiene sentido pensar en arquitectura sin tener antes en cuenta esta situación.

Tirando del hilo del estudio del agua, de las cuencas, de las zonas de escorrentía, de las permeabilidades… aparecieron las pistas para tomar el resto de decisiones…

… decisiones como la situación de las nuevas plazas y zonas verdes, corazones y pulmones de la operación urbana, compañeros inseparables de los cursos de agua, recuperados y depurados con la ayuda de sistemas naturales de fitoremediación y fitodepuración, 10 veces más baratos, bellos y menos contaminantes que las actuales depuradoras…

… decisiones como los nuevos recorridos de suave pendiente, abiertos con cirugía de mínimo impacto, mejorando con poco esfuerzo una estructura urbana creada sin control, en una zona de grandes desniveles e innumerables calles con pendientes de hasta el 35%, devolviendo la ciudad a peatones y ciclistas, verdadero germen de una vida urbana saludable y placentera…

… decisiones como las nuevas edificaciones propuestas, buscando una ciudad con mayor grado de sostenibilidad –ambiental, social y económica-, menos dispersa, con alturas de entre 4 y 6 plantas, desde el respeto a lo existente y a las opiniones de sus habitantes, promoviendo amplios procesos de participación en las decisiones, con una  filosofía constructiva de bajo impacto que se sustenta sobre tres pilares básicos, los contenedores marítimos reutilizados de 20 y 40 pies como estructura principal, transportados 66 km desde el puerto de Santos, el más grande de Brasil, los gaviones reutilizados de obras de infraestructuras realizadas en la ciudad, equilibrando con su inercia térmica las cambiantes condiciones climáticas diarias de la zona, y las fachadas vegetales, con plantas trepadoras de hoja caduca, que refrescarán y protegerán del sol las paredes en verano y permitirán el calentamiento de los gaviones en invierno, siendo baratas, de rápido crecimiento y autosuficientes en cuanto a riego en un clima tan húmedo. Mantener una generosa ventilación natural es una obligación que sobrevuela cada una de las decisiones tomadas.

Es gratificante haber conseguido este premio tras habernos arriesgado a perder nuestro tiempo, dinero y energías haciendo lo que entendemos que debe hacerse, con pocas posibilidades teóricas de conseguirlo, en un país en que la industria del hormigón tiene tanto poder, con una propuesta que lo usa tan poco, y con el conocimiento de que el ganador es contratado, pero el segundo no recibe más que un diploma como recompensa.

Nunca lo habríamos conseguido sin la ayuda de nuestros colaboradores y del apoyo continuo de Ana, Renato y Piero. Gracias a todos.

http://renovasp.habisp.inf.br/concurso/info/apresentacao

http://interurbano.org/

http://www.diariodeleon.es/noticias/afondo/agua-hilo-vital-crear-sociedad_681612.html

http://www.diariodeleon.es/noticias/afondo/accion-concreta-barrio-deprimido_681613.html

http://www.diariodeleon.es/noticias/afondo/un-arquitecto-leones-gana-un-concurso-para-reconstruir-192-favelas-en-sao-paulo_681614.html

 


Posted by: Raúl Alonso Estébanez

Español / English

01_ComplexityInterconnection

Decía Mies van der Rohe que el trabajo de un arquitecto debía tener en cuenta desde el más pequeño detalle constructivo hasta la más grande ciudad imaginable.

Si bien parece claro que el movimiento moderno se ha dejado por el camino cuestiones que el tiempo ha demostrado claves en la arquitectura, no es menos cierto que acertó de pleno en su visión compleja del asunto, dándose cuenta de la interconexión de las diferentes escalas, tema hoy de máxima actualidad, desde el ámbito de la física al de la sociología.

Mientras la teoría de cuerdas trata de relacionar la física de lo pequeño con la de escala intergaláctica, llegando a proponer la “teoría del todo”, los escritos de Wright Mills sugieren la imaginación sociológica como pegamento entre los ámbitos entre los que los individuos se hallan atrapados, sus órbitas privadas y la historia global de sus sociedades.

Tras varias Revoluciones Industriales y más de dos siglos de progreso tecnológico acelerado, nuestras ciudades y sociedades han crecido y cambiado mucho, siendo el concepto de complejidad el que probablemente mejor defina a ambas. Los métodos de educación, crecimiento y producción desarrollados en ese tiempo, generadores de comportamientos vitales concretos y de su traducción en desigualdades sociales, desequilibrios económicos y deterioro medioambiental, se muestran hoy obsoletos e incapaces ante tales consecuencias. Se hace entonces necesaria la creación de innovadoras estrategias de amplia perspectiva, transdisciplinariedad y transferibilidad.

De la unión de los conceptos  de complejidad y de interconexión nace la filosofía de este proyecto, en el que a partir de un problema concreto, la necesidad de eliminar la barrera que supone el paso del tren por el centro urbano de León, se crea la oportunidad de redefinir la ciudad actual y su planeamiento futuro hacia una dimensión sostenible de 400.000–500.000 habitantes.

Trasladar el recorrido del tren de una zona densamente poblada a una franja de parcelas sin uso, acortar 1km su recorrido, bajar el nivel de las vías lo suficiente para atravesarlas a nivel de calle, evitar cubrir la infraestructura y flanquear la excavación con sencillos taludes vegetales, supone una gran mejora económica, ambiental y social con respecto al enterramiento del plan propuesto en la actualidad (PRAT), en parte gracias al parque que nace en el corazón de la nueva ciudad, convirtiéndose en pulmón y espacio de encuentro, en colchón sonoro ante el paso del tren y en depuradora natural de las aguas residuales urbanas (fitodepuración).



Ese uso múltiple asignado a la vegetación sirve de inspiración para la propuesta de una ciudad compacta y densa, dentro de un gran espacio vegetal que le proporcione, por medio de cultivos naturales, de bajo impacto y con la ayuda de las nuevas tecnologías, las materias necesarias para satisfacer sus necesidades energéticas, alimentarias, de construcción y ocio, de la misma manera que el bosque de Ise, en Japón, se mantiene inalterable para proporcionar la madera requerida para la periódica reconstrucción de su templo sagrado. La influencia de la huella de biomasa generada -cultivos utilizados- deberá ser cuidadosamente gestionada para que no provoque un efecto rebote de aumento de huella ecológica.
Se sobrepasa entonces la escala arquitectónica y urbanística, proponiendo un sistema  socioeconómico equilibrado con el medioambientelocal en cuanto a la producción y uso de productos físicos, global en cuanto a la generación y exportación de conocimiento inmaterial , y socialmente  participativo en cuanto a la necesaria implicación ciudadana para su implementación.


La solución propuesta por los Organismos representados en la Sociedad “León Alta Velocidad” -Ayuntamientos de León y San Andrés del Rabanedo, ADIF y Junta de Castilla y León- en el Plan Regional de Ámbito Territorial realizado para tal efecto, pasa por realizar un enterramiento tradicional de cerca de 3 km de vía, con un coste económico y medioambiental incomparablemente mayor al propuesto aquí –la rápida comparación entre la simple excavación de una zanja sin muros para el paso del tren en una zona de terrenos libres de construcción, con la fabricación y cubrición de un túnel tradicional de hormigón en una zona densamente urbanizada, dejan pocas dudas sobre sus diferentes impactos, por mucho que sea necesaria la expropiación de esos terrenos-.

Merecen capítulo a parte a desarrollar más adelante, las explicaciones sobre cada uno de los temas tenidos en cuenta y los problemas encontrados a la hora de presentar este proyecto ante las instituciones mencionadas y la prensa.

Las imágenes forman parte del resumen  realizado para los  “Holcim Awards”.

Posted by: Raúl Alonso Estébanez

English version

Wright Mills said that the individuals are trapped and interconnected  between their private orbits and the global history of their societies. Almost a century before, Max Weber and Emile Durkheim considered the degree of influence of the individual on his society and vice versa.

Since those days, our cities and societies have grown and changed a lot, and the concept of complexity is probably what best defines both of them. The methods of the first industrialization, incapable of sorting out endemic and unexpected new problems, are now obsolete. Therefore it becomes necessary to create innovative strategies of broader perspective, transdisciplinarity and transferability.

From the union of the concepts of complexity and interconnection was born the philosophy of this project, in which from a specific problem, – the necessity of eliminating the barrier that is the passing of the train trough the city centre-, is created the opportunity of redefining the actual city and its future planning to a sustainable dimension of 400.000-500.000 inhabitants.

It goes above the architectural and urban scale to propose a socio economical system balanced with the environment. It has a local scale for the production and use of physical products, global scale for the generation and exportation of (immaterial) knowledge, and socially participative as in the necessity of citizens implication for its implementation.

Moving the train route from a densely populated area to an area of disused parcels (cutting the route by 1 km), lowering the level of the tracks sufficiently to cross them at street level, avoiding covering the infrastructure and lining the excavation with simple landscaping, would mean a significant economic, environmental and social improvement.

It is possible in part due to the park, which is born in the core of the new proposed neighbourhood with three principal functions: the traditional as a green lung and meeting place, the abatement of noise pollution caused by passing trains, and the natural treatment of urban sewage.

The multiple assigned uses of this landscaping serves as a seed in the proposition of a compact and dense city, surrounded by green zones which can provide – through organic cultivation aided by new technology- the necessary materials for energy supply, food, construction and leisure demands, just like the example of Ise Wood in Japan, that remains unalterable to provide the timber needed for the periodic reconstruction of its sacred Temple.

The entire project leaves clear the implicit reflection of vital behavior and educative systems, which is obsolete and creatively redundant, leaving also clear the interconnection and the transferability of double direction which can generate a one off event in a complex society.


A %d blogueros les gusta esto: